Filtre de recerca
Etiquetes
Etiquetes
Vés enrere

Cementos Portland Valderrivas reduce sus pérdidas un 99% hasta los 0,6 millones de euros

23/07/2013

Cementos Portland Valderrivas reduce sus pérdidas un 99% hasta los 0,6 millones de euros

  • El consumo de cemento en España cae un 24,2% en el primer semestre
  • El intercambio de activos con la irlandesa CRH genera unas plusvalías de104,8 millones 
  • El Grupo ha provisionado 60,8 millones de euros para saneamientos de activos y reestructuración de la plantilla
     

 

En un entorno marcado por la fuerte contracción de la demanda en España, Cementos Portland Valderrivas (CPV) ha logrado reducir sus pérdidas en un 98,9% hasta los 0,6 millones de euros frente a los 48,6 millones de euros del primer semestre del año anterior. En esta primera mitad del año se produjo el intercambio de activos con la irlandesa CRH, que arrojó unas plusvalías de 104,8 millones.

CRH y CPV acordaron el pasado 25 de febrero el intercambio del 26,34% de Corporación Uniland en manos del grupo irlandés por el 99,03% de Cementos Lemona, en poder de CPV. Con esta operación, Cementos Portland controla el 99,99% de Uniland. Además, ambas compañías acordaron la compraventa de la terminal de cemento de Ipswich en el Reino Unido, propiedad de CPV, por 22,1 millones de euros. Esta operación generó plusvalías antes de impuestos de 104,8 millones de euros, de los cuales 89,8 millones de euros se debieron a la permuta de activos y 15 millones a la venta de la terminal.

Los resultados del primer semestre de Cementos Portland Valderrivas reflejan, en palabras de su presidente y consejero delegado, José Luis Sáenz de Miera, “el esfuerzo realizado el año pasado en reducir costes en España, un mercado que persiste en su caída, y en mejorar la eficiencia de las operaciones en EEUU, donde, por contrapartida, se registra un crecimiento del consumo de materiales de construcción”.

En la primera mitad del año, el consumo de cemento en España cayó un 24,2% hasta los 5,5 millones de toneladas. Esta evolución se ha visto reflejada en la cuenta de resultados de Cementos Portland Valderrivas con una reducción de los ingresos del 20% hasta los 270 millones de euros frente a los 338 millones del mismo periodo de 2012. Esta caída se ve acentuada también por las menores ventas de derechos de CO2 en la primera mitad del año. La mayor contribución de los resultados de la filial americana compensa parcialmente la caída de ingresos y la venta de derechos de CO2.

Por procedencia, el 58% del total de los ingresos (158 millones) vienen ya del área internacional. Excluyendo las ventas del Grupo Lemona y de la terminal de Ipswich de la comparativa, el decrecimiento de la cifra de negocios es del 14%.

Algo menor fue el descenso del beneficio bruto operativo (Ebitda) que alcanzó los 25,5 millones de euros frente a los 31,1 millones de la primera mitad de 2012, lo que representa un descenso del 18% mientras que el Ebit (beneficio neto operativo) fue de 23,5 millones frente a los -36,1 del primer semestre del pasado año.

Medidas para ganar rentabilidad

Este descenso de la actividad en España ha obligado al Grupo a tomar nuevas medidas para adaptar la capacidad de producción y la estructura de los negocios a la situación actual del mercado. Estas medidas implican la revisión del plan de negocio 2012-2021, que obliga a profundizar en el Plan NewVal. Con este fin el Grupo ha provisionado en sus cuentas 60,8 millones de euros con las que hacer frente a saneamientos de activos y a los gastos de reestructuración de la plantilla.
 
Entre estas medidas destacan las paradas temporales de fábricas que tienen como consecuencia la aplicación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se iniciarán en los próximos meses. Adicionalmente, en junio se presentó un expediente de Despido Colectivo (ERE) que afecta a 318 trabajadores de las fábricas del Grupo.
 
Además, el Grupo cerrará plantas de hormigón, mortero y árido en España con el fin de mantener la actividad sólo en las instalaciones rentables y cuyo valor en libros ya se ha provisionado. Se realizará también un ajuste de la estructura corporativa, tanto de personal como de oficinas, para adecuarla a las necesidades operativas del Grupo. Ya en junio se ha presentado un ERE que afecta a 227 personas, con el objetivo de aligerar y centralizar la estructura del Grupo.

Entre el resto de medidas destaca la reducción de la masa salarial, que se aplicará al equipo directivo desde el mes de julio y al resto de la plantilla, en los próximos meses y una simplificación del esquema de sociedades del Grupo. Todas estas medidas mejorarán el Ebitda recurrente del Grupo en unos 40 millones de euros, con un coste extraordinario de 29 millones de euros.

Adicionalmente la compañía se encuentra en negociaciones para desinvertir en varios activos no estratégicos, por un valor conjunto de unos 15 millones de euros.

 

CPV Key figures_Datos básicos