Filtre de recerca
Etiquetes
Etiquetes
Vés enrere

FCC aprueba su tercer Plan Director de Responsabilidad Corporativa vigente entre 2012 y 2014

07/03/2012

FCC aprueba su tercer Plan Director de Responsabilidad Corporativa vigente entre 2012 y 2014

  • La aprobación por parte del Consejo de Administración del Grupo de Servicios Ciudadanos es uno de los elementos diferenciadores en su política de RSC
  • Con este Plan, las políticas de RC se ponen al servicio de la estrategia de los negocios para lograr sus objetivos
FCC aprueba su tercer Plan Director de Responsabilidad Corporativa vigente entre 2012 y 2014
La apuesta de FCC por las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) tiene un nuevo hito. El Consejo de Administración del Grupo de Servicios Ciudadanos ha aprobado el tercer Plan Director de RC para el periodo 2012-14. Esta aprobación supone uno de los elementos diferenciadores que refleja la importancia estratégica de esta materia para FCC.
Esta conexión con el Consejo de Administración está basada en que el presidente del Comité de RC, Felipe García, es quien defiende ante el máximo órgano de Gobierno del Grupo estas políticas, en su condición de consejero. 
El III Plan Director de RC para el periodo 2012-14 supone un salto significativo respecto a los dos anteriores. Este avance se traduce en que las políticas de Responsabilidad Social Corporativa se ponen al servicio de la estrategia de los negocios. En definitiva, actuar como una herramienta para ayudar al logro de sus objetivos.
Con el concepto de Servicios Ciudadanos como base, dos datos han servido de punto de partida para el diseño de este Plan Director: el significativo incremento de la población mundial en la próxima década (fundamentalmente en los centros urbanos) y la generación de nuevas demandas ambientales y sociales que esto conllevará.
Para FCC, la clave para competir en las comunidades urbanas del futuro será la sostenibilidad. Las infraestructuras, el agua, los residuos, y la energía, (core business de FCC) jugarán un destacado papel en el adecuado desarrollo de las ciudades de la próxima década.
Por todo ello, el nuevo plan director ha sido diseñado para reforzar las capacidades de la compañía y las competencias de sus empleados: Un diseño que persigue profundizar en el objetivo de FCC para consolidarse como solución integral a los problemas asociados al desarrollo sostenible de las ciudades del futuro.
Tres ejes como estructura
 
Tres ejes definen la estructura de este III Plan. La Conexión Ciudadana es el primero de ellos y plantea el diálogo con los prescriptores de las ciudades, el impulso de la sostenibilidad activa desde la cooperación de los propios empleados de FCC, la evaluación y la medición del impacto positivo para las comunidades usuarias de los servicios de FCC, así como nuestros programas de voluntariado corporativo.
 
El segundo eje, Servicios Inteligentes, configura un equipo de trabajo e investigación interdisciplinar para adelantarse al diseño y las necesidades de las ciudades del futuro, así como el objetivo de reducción de la huella climática de sus actividades de negocio.
Finalmente, el tercer eje es el Comportamiento Ejemplar. Se trata de una apuesta por un marco de integridad y ética en todo el Grupo FCC, así como el impulso de la RSC en la cadena de proveedores, la mejora del desarrollo profesional de nuestros empleados, su seguridad y salud, y la integración de colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social.
Los principios, como herramienta
 
Más allá de la posición de liderazgo en los diferentes negocios clave en las comunidades del futuro fruto de sus capacidades técnicas y profesionales, FCC se ha dotado de unas pautas de comportamiento irrenunciables que distinguen su cultura y resultan fundamentales para que el Grupo opere con éxito de forma sostenible y responsable. Se trata de los Principios FCC: hacer las cosas bien, integridad, eficiencia y proximidad.
 
Estos principios se traducen en la exigencia de dar lo mejor de cada uno tanto en competencia profesional como en actitud personal (“hacer las cosas bien”); en integridad y cumplimiento de nuestros compromisos, respeto a las personas con las que nos relacionamos y comportamiento de forma honesta, recta y transparente (“integridad”) ; ser austeros, minimizar el uso de recursos de todo tipo y sacar el máximo partido posible de los mismos en el desarrollo de nuestras actividades y la consecución de nuestros objetivos (“eficiencia”) y actuar como empresa de servicios ciudadanos próxima a las sociedades en las que desarrollamos nuestras actividades, respetar las expectativas de las personas que las integran, a la vez que intentamos ofrecerles respuestas que  satisfagan el interés general (“proximidad”).