Filtre de recerca
Etiquetes
Etiquetes
Vés enrere

FCC gana los concursos de recogida de basuras del centro de Madrid

25/10/2006

FCC gana los concursos de recogida de basuras del centro de Madrid

  • Prevé facturar 470 millones de euros en los próximos nueve años
  • Se utilizarán 166 vehículos de gas natural, eléctricos y biodiesel
  • FCC efectúa estos servicios en 4.000 municipios, de los que 3.420 son españoles

El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado a FCC la recogida de basuras de la zona centro de la ciudad durante los próximos nueve años. La facturación estimada asciende a 470 millones de euros.

La recogida que ha salido ahora a concurso comprende los distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán y Chamberí, así como algunas zonas de los distritos de Fuencarral-El Pardo y Moncloa.

En el resto de la ciudad, conocida como zona periférica, también realiza FCC este servicio, al haber ganado el correspondiente concurso en el año 2002 y cuyo contrato finaliza el uno de enero de 2013.

En realidad, FCC ha ganado ahora tres concursos, pues la zona centro se dividió en dos áreas geográficas, separadas por el eje del Paseo de la Castellana. El tercer concurso correspondía a la recogida especial de papel, cartón, vidrio y pilas. A estos tres concursos se presentaron cuatro empresas, agrupadas en dos consorcios, y FCC en solitario.

La empresa deberá efectuar inversiones por un importe de 48,1 millones de euros, en vehículos e instalaciones.

En estos siete distritos centrales se generan anualmente más de 480 millones de kilos de residuos urbanos, entre restos, envases, papel-cartón, vidrio, pilas, animales muertos residuos hospitalarios, muebles y enseres. Cantidad que representa aproximadamente 1,25 kilos por habitante y día.

Vehículos eléctricos

Para efectuar el servicio FCC contará con 166 nuevos vehículos. Los camiones destinados a la recogida estarán propulsados con motores de gas natural, mucho menos contaminantes y ruidosos que los convencionales, salvo 15 que serán eléctricos.

El desarrollo tecnológico del vehículo eléctrico, no disponible en el mercado y creado por FCC, ha supuesto cuatro años de trabajo sobre prototipo. Su anchura reducida (1,85 m.) y gran maniobrabilidad para itinerarios especialmente difíciles, no son obstáculo para que disponga de una capacidad de carga de 3.700 kgs. Permite la recolección de modo totalmente eléctrico y carga sus baterías mediante motor térmico de 220 CV.

Sus características excepcionales en cuanto a rendimiento en recolección (Tm/hora)y menor emisión de contaminantes, gracias en su funcionamiento totalmente eléctrico, así como las relativas a compactación, geometría, motor y transmisión, le hacen superar al vehículo diesel y le han permitido ser anunciado oficialmente como proyecto europeo Eureka.

La Universidad Politécnica de Madrid, a través del Instituto de Investigación y Homologación del Automóvil INSIA, ha certificado de manera favorable las características técnicas de todas las unidades que se ofertan, referidas a fuentes de emisión de sonido, contaminantes, estabilidad de los vehículos y sistemas de seguridad para los trabajadores.

La obtención de este certificado ha supuesto que el citado organismo haya efectuado durante un año exhaustivas pruebas de todo tipo, mediciones en distintos supuestos y condiciones de los prototipos, etc., que han obligado a realizar numerosas rectificaciones hasta conseguir su completa adaptación a los requisitos exigidos por el INSIA para la expedición del documento que acredita la optimización de los vehículos.

Control de calidad

FCC creará un área específica de Control Integral de Calidad, lo que implica un aumento del número de profesionales destinados a controlar e intervenir en los diferentes ámbitos, tanto de realización del servicio como del comportamiento de sus empleados.

Se crean dos nuevas figuras de inspección: el Supervisor de Calidad y el Observador de Comportamientos Incorrecto, que tienen como principal ventaja con respecto al control municipal, la inmediatez, ya que pueden actuar de forma directa resolviendo cualquier incidencia que pueda producirse en la prestación del servicio. Estos profesionales registrarán la información que permita corregir comportamientos del personal, así como la identificación de las medidas correctivas necesarias.

La formación del personal será uno de los pilares de este apartado y se hará de forma continua, basándose en las conclusiones que se obtengan de la observación por parte de estas nuevas figuras, de los comportamientos incorrectos de los operarios, que habrán de ser reconducidos para obtener el resultado óptimo al que se aspira.  

Como consecuencia de ello, se realizarán un número de verificaciones mensuales que oscilarían entre las 22.000 y las 27.000 intervenciones, que superan ampliamente el mínimo establecido por el Pliego de Condiciones, cifrado en 700 mensuales, y harán posible la obtención de los datos necesarios para poner en marcha las medidas correctoras que en cada caso sean necesarias.

Presencia en más de 4.000 municipios

FCC inició estas actividades de Saneamiento Urbano en 1911, con la recogida de basuras de Barcelona, servicio que todavía presta. En Madrid realiza la recogida de residuos sólidos urbanos desde 1940 y desde entonces ha ganado los sucesivos concursos convocados por las distintas  corporaciones que han regido la ciudad.

Realiza estas actividades (recogida  y tratamiento de basuras, limpieza viaria, limpieza de edificios y mantenimiento de zonas verdes) en unos 4.000 municipios de Europa, África y América, donde viven en torno a 50 millones de personas. Solamente en España, está presente en 3.420 municipios, entre ellos gran número de capitales de provincia, como Albacete, Alicante, Ávila, Barcelona, Bilbao, Castellón, Ceuta, Cuenca, Gerona, Jaén, Las Palmas, Madrid, Málaga, Melilla, Oviedo, Pamplona, Salamanca, San Sebastián, Segovia, Tarragona, Valencia, Valladolid y Vitoria.

Esta adjudicación lograda ahora sirve para potenciar aún más el liderazgo en España de FCC en estas actividades medioambientales, en las que en 2005 facturó 1.980 millones de euros.