Una compañía reconocida por su labor social y educadora

Parte de nuestra actividad es concienciar al ciudadano de la educación ambiental a través de campañas de concienciación y aulas medioambientales en los colegios. La otra parte, está dirigida a contribuir al progreso de las comunidades en las que actuamos.

Educación, el eje nuestra acción social

La educación es uno de los factores principales para el desarrollo y el progreso social. Por eso, representa una línea de actuación fundamental de nuestra acción social.

Actuamos en dos ámbitos, en los colegios y en las universidades, donde participamos en conferencias, seminarios y cursos puntuales impulsados por las instituciones educativas de los países donde operamos.


Transparencia y participación

En cuanto a los proyectos de carácter social, tenemos un compromiso claro: transparencia y participación en todos los proyectos sociales desarrollados por nuestras líneas de negocio.

Empleamos acciones de control y revisiones periódicas para cada uno de sus proyectos con el objetivo de medir el alcance y, lo que es más importante, para identificar el valor generado.


Motor de progreso para la sociedad

Las actividades que FCC desarrolla constituyen una fuente de riqueza y empleo en las comunidades donde opera. Las obras de infraestructura y los servicios que prestamos representan uno de los principales motores de progreso para la sociedad.

En ocasiones, el desarrollo de nuestras actividades tiene cierto impacto negativo sobre las distintas comunidades locales, como por ejemplo la extracción de materiales efectuada por la división de Cemento o los efectos causados por la gestión de los residuos.

Por eso, además de elaborar un estudio de impacto medioambiental, nuestras filiales impulsan el diálogo con las comunidades locales afectadas por nuestra actividad, con el fin de maximizar los beneficios sociales que generan los proyectos.

Por otro lado, dentro de su compromiso de empresa socialmente responsable,  FCC ha puesto en marcha un proyecto educativo para los niños bajo el lema ‘El futuro de la tierra se sienta en el aula’.