Filtro de procura
Etiquetas
Etiquetas
Voltar

El presidente de FCC considera que los ajustes en Europa mejorarán la competitividad de sus economías y empresas

15/06/2010

El presidente de FCC considera que los ajustes en Europa mejorarán la competitividad de sus economías y empresas

Baldomero Falcones, presidente y consejero delegado de FCC, considera que los ajustes realizados por los distintos gobiernos europeos mejorarán la competitividad tanto de la economía como de sus empresas. En opinión del presidente y consejero delegado de FCC, en Europa se está produciendo un ajuste como consecuencia de la devaluación del euro y la racionalización del sistema de bienestar.

Baldomero Falcones, presidente y consejero delegado de FCC, considera que los ajustes realizados por los distintos gobiernos europeos mejorarán la competitividad tanto de la economía como de sus empresas. En opinión del presidente y consejero delegado de FCC, en Europa se está produciendo un ajuste como consecuencia de la devaluación del euro y la racionalización del sistema de bienestar.

Durante su intervención en el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander 'Tres décadas de la economía española. De la consolidación de la democracia a la crisis actual. Evolución y perspectivas', Baldomero Falcones mantuvo que las medidas de austeridad ya aprobadas por el Gobierno 'son positivas y van en el buen camino para recuperar la competitividad de la economía y el empleo'.

El primer ejecutivo de la empresa cuya principal accionista es Esther Koplowitz mostró su convencimiento de que los ajustes propiciarán una nueva fase de crecimiento. No obstante, advirtió de que el esfuerzo en España habrá de ser mayor que en la Unión Europea (UE), si bien vaticinó que nuestro país 'se verá beneficiado por la recuperación de las economías europeas, que son el destino de alrededor del 70% de nuestras exportaciones'.

Durante su intervención en el curso patrocinado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Baldomero Falcones hizo hincapié en la necesidad de la economía española en recuperar la competitividad. Para ello, abogó por acometer 'reformas estructurales que propician la reducción de costes', entre las que citó las del mercado de trabajo, las del sistema financiero, los costes energéticos, el gasto público y la unidad de mercado. Unas reformas que deberán completarse con el fomento de la inversión productiva en educación y formación, infraestructuras e innovación.

En su definición de lo que llamó 'una política fuerte de infraestructuras' citó el reparto eficiente de los recursos públicos, la incorporación de la iniciativa privada y la recuperación de la credibilidad de España para mejorar el acceso a los mercados financieros internacionales.

Liderazgo y modelo de negocio de FCC

Precisamente la inversión en infraestructuras fue citada por Baldomero Falcones como 'un elemento clave para mejorar la productividad de la economía'. En su opinión debe tratarse de 'una inversión eficiente' que mejore la estructura productiva del país, tenga sentido económico a medio y largo plazo, genere empleos sostenibles en el tiempo e incremente la cohesión social en el territorio.

El presidente de FCC explicó que la evolución económica mundial implica la necesidad de programas de desarrollo sostenible en infraestructuras, servicios y recursos energéticos. Unos sectores de actividad donde FCC 'es un grupo líder, con un modelo de negocio diversificado, una amplia presencia internacional y con el foco puesto en el incremento de la eficiencia'.

Como argumento de sus afirmaciones, el presidente y consejero delegado del grupo de servicios ciudadanos señaló que en la actualidad más del 50% del EBITDA procede de actividades con carácter recurrente ajenas al ciclo constructor, que el 44% de los ingresos se obtienen en el extranjero. 'Un porcentaje que esperamos elevar hasta el 60% en el año 2013', dijo.

Por último, Baldomero Falcones explicó que en 'FCC nos hemos propuesto hacer lo mismo o más con menos medios para salir reforzados de la crisis', para lo que se han puesto en marcha procesos de reingeniería de procesos, nuevos planes de gestión de compras, de retención y atracción del talento y  de dirección por resultados, entre otros.